• Los detectives lo tenemos más fácil que nunca

    Los detectives lo tenemos más fácil que nunca

    3 de Enero de 2018

    Las redes sociales y los móviles se han convertido en un camino de arena sobre el que vamos dejando huellas fáciles de seguir.
    http://politica.elpais.com/politica/2017/05/12/actualidad/1494586107_145189.html

  • Consecuencias legales de la infidelidad en el derecho español: una aproximación jurisprudencial*

    Consecuencias legales de la infidelidad en el derecho español: una aproximación jurisprudencial*

    3 de Julio de 2017

    La infidelidad y sus consecuencias en el Ordenamiento

    español se convierten en el objeto de estudio con la finalidad

    de dilucidar no sólo las repercusiones que tiene la

    misma en el Derecho actual, sino también la evolución

    histórica de la misma a través de la transformación, especialmente,

    del régimen social.

    Resulta de especial interés en este estudio las consecuencias

    de la infidelidad en los daños derivados de la misma,

    la infidelidad como causa de divorcio, la desheredación,

    la existencia de un vínculo matrimonial previo, la influencia

    de la infidelidad en la nulidad del matrimonio,

    así como en la guarda y custodia de los hijos y la repercusión

    de la misma en las capitulaciones matrimoniales

  • Detectives privados en Barcelona. ¿Qué clase de detectives somos?

    Detectives privados en Barcelona. ¿Qué clase de detectives somos?

    25 de Febrero de 2017

    Ante todo, bienvenido a cualquiera que se aventure por primera vez en este nuestro nuevo blog. Para nosotros es la primera incursión en este mundo virtual dedicado a la compartición de opiniones o experiencias diversas. En esta primera publicación nos alejaremos del objetivo real del blog (que luego expondremos), para presentarnos brevemente y se hagan una remota idea de lo que se encontrarán si deciden contratar en algún momento nuestros servicios.
    Así pues… ¿Qué es Grupo Link?

    Grupo Link Detectives es un grupo de profesionales jóvenes, dinámicos, ilusionados y… (¿por qué no decirlo?) con talento y pasión por lo que hacemos. Habiendo realizado los estudios de Investigación Privada y, previa obtención de la correspondiente licencia, nos dedicamos profesionalmente como detectives privados, dentro siempre del marco de la seguridad privada. Pero hay que destacar que nos encontramos ante una profesión un tanto especial por sus características intrínsecas. Ser detective privado requiere de un constante proceso de autoformación y un continuo reciclaje que nos permita encarar las nuevas necesidades de los posibles clientes que acudan a nosotros y que nos permita utilizar o manejar con la destreza necesaria las nuevas tecnologías que nos sirvan de utilidad en nuestras investigaciones; requiere, además, estar al tanto de las novedades jurídicas que regulan nuestra actividad profesional.

    Somos un equipo multidisciplinar integrado por Detectives Privados, Criminólogos, peritos caligráficos y con conocimientos en documentoscopia, informáticos y perfiladores criminales en continuo aprendizaje. Estamos altamente cualificados (pues en ello nos hemos especializado) en investigaciones, vigilancias, seguridad y sobre todo expertos en analizar los servicios a fin de obtener la mejor respuesta para cada caso. Siempre intentaremos disponer de las más avanzadas tecnologías y los equipos electrónicos más adecuados con el objetivo de poderles dotar  de todas aquellas pruebas que permitan solucionar la problemática que les afecte en un momento dado. Operamos tanto a nivel local, como estatal y, si se requiere, a nivel internacional. La misión de nuestro equipo es estricta, analítica, objetiva, rigurosa, discreta y sincera, con el fin de proporcionar una información actualizada, veraz, ampliada y adaptada  a las necesidades de cada uno de nuestros clientes.

    Nuestros servicios abarcan numerosas necesidades o problemáticas que podrían estar afectándole directa o indirectamente. Ofrecemos servicios tanto a particulares como a empresas y nos adaptaremos a cualquier situación que nos exponga, personalizando cada caso y buscando la mejor praxis y solución para cada uno. Así pues, y a modo de ejemplos, algunos de los casos en los que estamos especializados son: infidelidades conyugales, investigación de adicciones, drogas o ludopatías, revisión de regímenes de visitas, bajas fingidas, investigación sobre competencia desleal o de intrusismo profesional, investigación sobre robos o hurtos, etc. Entre otras muchas.

    El objetivo de este blog será (siempre con el trasfondo de nuestra actividad profesional como temática central) compartir experiencias vividas en determinados casos y exponer opiniones personales de diferentes cuestiones que nos incumban. De este modo, y mientras el blog vaya creciendo, tendrá a mano un buen compendio de información interesante y accesible que le ayudará, no tan sólo a conocer nuestra enigmática profesión un poco más a fondo, sino también a nosotros mismos.


    Por último, permítame que le anime a visitar nuestra página web (www.detectivesgrupolink.es) o contacte con nosotros mismos vía mail si tiene alguna duda (info@detectivesgrupolink.com). Le responderemos encantados.

  • ¿Es posible contratar un detective para mi hijo?

    ¿Es posible contratar un detective para mi hijo?

    19 de Febrero de 2017

    Los actuales ritmos frenéticos de vida de las sociedades actuales marcan nuestras pautas de comportamiento y convivencia del día a día. Nos movemos más, realizamos más actividades, nos relacionamos mucho más, estamos en continuo contacto con la tecnología y, en definitiva, tenemos un amplio abanico de posibilidades varias a realizar que con el paso de los años se vuelve más y más extenso.

     Esto afecta de manera irremediable a la forma en la que educamos o podemos educar a nuestros hijos y a los mecanismos de control que podemos usar para ejercer una cierta vigilancia en las actividades de éstos. Cuando este control es insuficiente o falla y nos alertamos por ciertas conductas que los hijos llevan a cabo y que nos resultan extrañas, una de las opciones que todo padre puede considerar es la contratación de un detective privado. Aunque pueda parecer una medida un tanto extrema y considerada como última opción, no estará de más tenerla en cuenta siempre si, con ella, se obtiene información suficientemente valiosa para conocer la supuesta causa de un grave problema. Esta información estará avalada por la profesionalidad de uno o varios detectives privados que mejorarán enormemente las posibilidades y garantías de las toma de decisiones posteriores; se podrá afrontar el problema con el conocimiento suficiente para abordarlo de la forma más adecuada. Y es aquí donde nosotros, Grupo Link Detectives podríamos ayudarle.

    De esta forma, y basándonos en el blog “Escuela para padres – Mi cumbre” (de la página web https://blog.micumbre.com) podemos indicar 20 razones o situaciones en las cuales la contratación de un detective privado podría ser realmente útil en la vigilancia de los hijos:

    1.    Cuando se teme que la conducta de los hijos menores de edad, voluntaria o involuntaria, pueda repercutir en consecuencias graves que afecten al patrimonio familiar, por razones de responsabilidad civil subsidiaria.

    2.    Cuando intentos constantes de comunicación por parte de los padres hacia sus hijos son resueltos por éstos últimos mediante mentiras o evasivas (acompañados, por supuesto, de conductas anómalas o sospechosas).

    3.    Cuando los hijos abandonas el hogar y se desconoce completamente su paradero.

    4.    Cuando sufren un grave acoso escolar o “bullying” por parte de compañeros, o en la situación contraria: cuando son partícipes de estas conductas hacia otros jóvenes.

    5.    Cuando se perciben signos o huellas de haber recibido malos tratos, físicos o mentales, y se desconocen motivos u origen de los mismos.

    6.    Cuando los hijos dan respuestas incongruentes, evasivas o mantienen profundos silencios, supuestamente relacionados con determinados signos externos que puedan llevarnos a pensar que se encuentran en situaciones de violencia activa o pasiva, de consumo o tráfico de drogas, etc.

    7.    Cuando pasan muchas horas fuera de casa, ya sea los fines de semana o tras acabar las clases de la escuela, sin querer explicar el qué, dónde o con quién de sus actividades.

    8.    Cuando aparecen signos de depresión y trastornos emocionales, producidos por causas exógenas indeterminadas.

    9.    Cuando comprueban que miente reiteradamente en algo tan simple como: “me voy a dormir a casa de un amigo”.

    10. Cuando ocurre un embarazo no deseado, en hijos menores de edad, con el fin de conocer la identidad del verdadero padre o madre y poder tomar así las medidas correspondientes.

    11. Cuando se producen accidentes automovilísticos, agresiones, violencia con daños físicos o materiales, realizados a terceros o por terceros.

    12. Cuando faltan continuamente a la escuela sin ningún tipo de justificación, se falsifican notas de asistencia o se desconoce el porqué de los nefastos resultados escolares.

    13. Cuando observamos que manejan más dinero del que se les da o pudieran poseer por medios propios y lícitos (se percibe un aumento de sus propiedades materiales tales como ropa, electrodomésticos, viajes, etc.)

    14. Cuando aparecen problemas derivados del mal uso o adicción en Internet y se pueda llegar a sospechar de conductas poco éticas llevados a cabo por terceros a través de estos medios.

    15. Cuando roban medicinas en el hogar u otros lugares y se sospeche que pueden estar usándolas para producir drogas.

    16. Cuando frecuentan clubs nocturnos y regresan a casa en malas condiciones físicas o con síntomas inequívocos de intoxicación por alcohol y otras drogas.

    17. Cuando se tenga constancia de que algún hijo se ha metido o esté al borde de meterse en algún problema que pueda derivar en repercusiones graves de tipo civil, penal o económico.

    18. Cuando se sospeche que se juntan y relacionan con pandilleros o personas de costumbres delictivas o estén en sectas o asociaciones peligrosas, ya sea como miembros, reclutadores o incluso dirigentes.

    19. Cuando sufren un cambio brusco en su relación y comunicación familiar, de amistades o de estudios.

    20. Cuando aparezcan síntomas o huellas de trastornos físicos y de la alimentación producidos por padecer de anorexia, bulimia, etc.

    Una vez el detective privado haya cumplido con su trabajo, corresponderá a los padres saber utilizar bien la información obtenida. La labor del profesional termina cuando obtiene el material para desarrollar un informe sobre los comportamientos del menor. Los padres, así, podrán trabajar con base a ese documento y podrán decidir con mucho mejor criterio a qué otros profesionales acudir en caso de necesidad (tutores, psicólogos, policía, etc.)

    Como pueden observar, son muchas las razones por las cuales podría ser interesante en un momento dado utilizar la ayuda de un detective privado. Una inversión económica a tiempo puede realmente evitar serios futuros problemas.

  • Detectives privados y redes sociales: ¿Es posible espiar el whatsapp?

    Detectives privados y redes sociales: ¿Es posible espiar el whatsapp?

    1 de Febrero de 2017

    Las opciones de comunicación se multiplican exponencialmente con el transcurso de los años. Y es que no es ningún secreto que la tecnología avanza a un ritmo frenético. Nos encontramos ante una sociedad cada vez con más afán de relacionarse, publicitarse, mostrarse abiertamente y en permanente contacto de unos con otros sin necesidad de compartir espacio ni tiempo. Esto genera un auténtico reto para muchos tipos de profesionales: en especial, y centrándonos en lo que realmente nos incumbe aquí, para los del sector de la seguridad y de los detectives privados. Este auge de las tecnologías de la información y de las redes sociales y sus derivados abren el camino de nuevas tipologías delictivas y, con ello, nacen a su vez nuevas vulnerabilidades o riesgos para el ciudadano. Pero también surgen así nuevas necesidades: la necesidad de reglamentar ciertos ámbitos tecnológicos en los cuales la ley no hacía mención o, simplemente, lo hacía de forma muy arbitraria; y la necesidad de educar y concienciar a los usuarios en el buen uso de estas nuevas tecnologías. Por otro lado, para un detective privado, este mundo puede brindarle un abanico de nuevas formas de investigar o recabar cierta información, siempre y cuando se sepa qué acciones estarán enmarcadas dentro del ámbito de la ley.

    Pero en este post de hoy, nos centraremos en una cuestión que está llevando a error a determinados clientes potenciales de detectives privados: la interceptación o “espionaje” de conversaciones realizadas en aplicaciones o redes sociales tan conocidas como pueden ser WhatsApp, Facebook, Tinder, u otras similares. Y es que, puede tornarse incluso algo habitual, encontrarse con la situación de tenerle que explicar a más de uno  lo que vendremos exponiendo a continuación, para dejarle claro sobre la imposibilidad de centrarse en una investigación aceptando como pruebas el contenido de una conversación online de algunos de estos programas o aplicaciones.

    Por tanto, los whatsapp, los mensajes del chat de Facebook, o cualquier otro mensaje que mandemos por redes sociales o páginas de contacto, son confidenciales y están protegidos jurídicamente. Y no hay ninguna excepción posible, excepto lo ordene justificadamente un juez. No será una imposibilidad técnica, ni tan siquiera ética o moral, la que nos aleje, como detectives privados, del intento de proveer al cliente ignorante en el tema, de los mensajes privados de su pareja, o de su trabajador, etc. Tengamos en cuenta que des del punto de vista técnico, y sobre todo si disponemos de conocimientos de informática avanzados, probablemente podríamos hacer uso de software determinado que nos permitiría violar ese derecho a la intimidad y obtener las “pruebas” solicitadas. ¿Pero que podríamos conseguir con ello? A parte del conocimiento del contenido de esas comunicaciones, nada; en ningún caso podrían presentarse como prueba de nada, puesto que al presentarlas como tal, quedarían automáticamente anuladas por declararse ilegales, por no añadir además, el suicidio profesional al que nos estaríamos sometiendo al ponerlas en conocimiento de determinados organismos jurídicos. Recordemos que la actividad del detective privado está muy regulada en España y realizar actividades fuera de esta regulación, puede comportar penas muy graves, siendo algunas de las más leves, la suspensión o inhabilitación temporal de la actividad profesional como detective.

    También es conveniente mencionar, para acabar de aclarar la situación, que la propiedad del dispositivo, sea ordenador, terminal de telefonía o cualquier otro, en ningún caso te dará derecho a espiar las conversaciones de aquella persona que lo haya utilizado. Es decir, si confías en el hecho de que podrás recabar información privada y ajena por el simple hecho de haber dejado tu Smartphone a X persona (pongamos tu pareja), sí que lo tendrás muchísimo más fácil para indagar en sus conversaciones privadas, pero estarás navegando por aguas prohibidas igualmente. Es la propia conversación, el contenido de la misma, lo que está protegido legalmente, no el dispositivo en el que se está usando la aplicación en cuestión.

    En la mayoría de los casos, nos encontraremos este tipo de situaciones cuando el supuesto cliente tenga sospechas de su pareja (casos de infidelidad). Podría encontrarse algún otro caso aislado y poco habitual que tuviera que ver con el uso que se da de ciertos dispositivos en algunos puestos de trabajo, pero son prácticamente inapreciables. Por lo tanto, si está leyendo estas líneas en este preciso momento y tenía pensado contratar a un detective para lo redactado anteriormente, tenga en cuenta lo siguiente:  el detective privado no pincha teléfonos, no intercepta mensajes de whatsapp, no le instalará software que le permita espiar a su merced las conversaciones de su pareja ni nada parecido (la industria cinematográfica tiende a exagerar en algunos casos); y si decide hacerlo por su cuenta, estas acciones pueden llevarlo fácilmente a prisión (aunque le parezca una exageración, aunque crea que es una acción habitual entre los ciudadanos de a pie, aunque haya miles de conductas más reprochables o merecedoras de penas similares o más graves).

    Llegados a este punto, y si necesita conocer lo fiel que le es su pareja o despejar cualquier sospecha que le esté perturbando la tranquilidad, lo que deberá hacer será contratar a un detective que, mediante la buena praxis aprobada legalmente, obtendrá las pruebas documentales necesarias mediante el seguimiento del investigado de una manera limitada y justificada que, en ningún caso, socavará el derecho a la intimidad y privacidad de las comunicaciones que todos, sin excepción, poseemos. Recuerde ese famoso dicho: “la curiosidad mató al gato”.

    Detectives privados Barcelona

    Detectives Grupo Link.


  • Marco legal

    Marco legal

    1 de Febrero de 2017

    Toda la información actualizada y vigente sobre:

    • Legalidad de la actividad del detective
    • La jurisprudencia
    • Política de privacidad

    Detalles